Aceites Esenciales en la Cocina: Ideas para cocinar con AE y Beneficios

Publicado el : 13/10/2018 10:33:39
Categorías : Aromaterapia

Hoy quiero compartiros el uso de los aceites esenciales en la cocina.Toda una revolución para mi. Cuando descubrí por primera vez esta aplicación de los aceites esenciales, que además de terapéutica es deliciosa para mis sentidos, empecé como loca a investigar los beneficios de usar los aceites esenciales en las comidas. Para mi sorpresa, encontré mucha más información de la que me esperaba, así que me puse a hacer de maga, a inventar recetas y a comprobar por mi misma lo que iba leyendo. Ahora toca el momento de poner al servicio algo de lo aprendido, con mucho entusiasmo y alegría, deseando que, como a mi, se os abra un nuevo mundo culinario y nutricional.

Beneficios de los Aceites Esenciales en la Cocina

  1. Sazonadores. Los aceites esenciales no tienen ningún aporte desde el punto de vista nutricional: no contienen vitaminas, ni minerales, ni proteínas…aún así, resultan interesantes como poderosos sazonadores, pues pueden añadirse en multitud de platos, sean dulces o salados, permitiendo así reducir los aportes de sal, azúcar, especias y materias grasas que generalmente agregamos a las comidas para darles más sabor.
  2. Explosión de sensaciones para nuestro paladar y nuestra emocionalidad. Asimismo, aunque la dosis usada es realmente pequeña, algunos aceites son importantes por sus propiedades terapéuticas (tanto a nivel físico ayudando a la digestión como a nivel emocional).
  3. Alternativa a las sustancias aromáticas artificiales, para aromatizar un sinfín de platos con tan solo unas gotitas. No hay un tipo de aceite esencial específico para la cocina, sino que el mismo aceite esencial que utilizas para uso cosmético o terapéutico, es el que podrás usar para cocinar. 

Lo que sí recomiendo es que te tomes el tiempo necesario si no estás familiarizado/a con la aromaterapia, y te informes bien de las propiedades de los aceites esenciales que quieras usar, ya que tienen una variada composición y por eso no todos están recomendados para ser tomados por vía oral.

Listado de los aceites esenciales que más uso en la cocina y sugerencias para iniciarse 

Aceites esenciales: Mandarina, Naranja, Limón, jengibre, bergamota, canela, menta, albahaca, orégano, Romero QT verberona, Tomillo QT linalol, lavanda, Cardamomo, hinojo…

  1. Añadir una gota de esencia de mandarina, naranja, limón, canela en ensaladas de frutas, en yogurt natural, compota de manzana/pera (justo antes de comerla).
  2. Perfumar la miel con 3 gotas de aceite esencial de lavanda. ( medio kilo)
  3. En el pastel de queso añadir 4 gotas de esencia de limón.
  4. Para aliñar las ensaladas, añadir 5 gotas de aceite esencial por medio litro de aceite vegetal que desees.
  5. Prepara un té con 1/2 gotas de aceite esencial de bergamota/ limón/ mandarina diluyendo en una cucharadita de miel por cada medio litro de té.
  6. Perfumar una sopa vegetal (2 personas): 1gotas de aceite esencial de cardamomo o de hinojo. Para dar sabor a la sopa de tomate o gazpacho: 1 gotas de aceite esencial de albahaca (2 personas)
  7. Para dar sabor al puré de zanahorias: 1 gota de aceite esencial de canela (2 personas)
  8. Bombones de chocolate con menta, canela, naranja, jengibre (1 o 2 gotas según la intensidad de sabor deseada por cada 100g)
  9. Budines de frutas con aceites esenciales: 5 gotas de esencia de mandarina, limón o naranja.
  10. Cubitos de hielo perfumados (1 o 2 gotas en cucharadita de miel, repartir en cubitera, cubrir con agua y a congelar).


Recomendaciones a tener en cuenta al empezar a usar los aceites en la cocina:

1) Que sean de buena calidad. Cuando estamos hablando de usar aceites esenciales para el consumo, en ingesta, es aún más importante asegurarse de que sean de buena calidad. ¿Y eso qué implica? que sean certificados como 100% naturales (son puros, sin solventes, pesticidas, ni mezclas). Se compran en un lugar o de una marca de confianza que conste de una etiqueta que especifique la especie botánica y el quimiotipo (si lo tiene) y en latín. También debe decir de donde se extrajo el aceite esencial (hoja, raíz, flor…)

2) Antes de incorporar en la comida, diluirlos en un medio distinto al agua. Los aceites esenciales son productos naturales de muy alta concentración, así que no debemos ingerirlo puro. Siempre hay que diluir los aceites esenciales. Dado que los aceites esenciales no son hidrosolubles, lo mejor es diluirlos en un medio graso (aceite, mantequilla, azúcares como la miel o la melaza, alcoholes, huevo, leche) en el que se integra perfectamente, y después incorporar la mezcla en la receta que queramos.

3) Usar poca cantidad. Una de las principales reglas para la cocina con aceites esenciales es que las cantidades a usar siempre serán mínimas. Me hace recordar siempre la gran frase de <>. A veces, una sola gota de más, puede arruinarte un plato que tan delicadamente habías preparado. Es una cuestión de respetar las indicaciones de las recetas que encuentres y también de práctica, cuanto más experimentes y pruebes, más certeza irás teniendo (como todo en la vida vaya). Eso sí, es importante que recuerdes un par de cositas: no incorpores nunca el aceite esencial directamente en el plato. Diluye una gota por cada 100ml de vehículo graso para incorporar a la mezcla. En caso de duda, si la receta no especifica, cuenta 1 gota de aceite esencial diluido por comensal.

4) Dónde y cuándo añadirlos: Podemos añadir aceites esenciales tanto en platos dulces como salados. El uso en frío siempre obtiene fabulosos resultados, como sería el caso de confituras, helados, ensalada de frutas, aderezos para ensaladas…Aún así, también los podemos usar con éxito en otro tipo de comidas que requieren ser cocinadas como pasteles, bombones, cremas de verduras, arroces, salsas… Eso sí, hay que tener en cuenta que los aceites esenciales son volátiles y que en contacto con el calor su estructura molecular puede cambiar volviéndose tóxica y alterando su sabor. Por lo tanto, incorporar siempre los aceites esenciales cuando la cocción haya terminado, fuera del fuego.

5) No todos son válidos, ni todas las personas pueden ingerirlos. No se recomienda su uso en embarazadas, mujeres dando pecho, y niñ@s menores de 3 años. También hay que tener en cuenta que ciertas personas pueden ser alérgicas a algún componente de los aceites esenciales, así que tendremos especial cuidado con eso.

En general, hay que tener precauciones con los aceites esenciales que contienen: fenoles: como el ORÉGANO (origanum compactum), el tomillo timol (thymus vulgaris), el tomillo borneol (thymus sateroides), el clavo (eugenia caryophyllus) y la ajedrea (satureja montana) ya que son dermocáusticos y hepatotóxicos ( utilizar pequeñas cantidades, de lo contrario pueden producir quemaduras en las membranas mucosas). Cetonas: ROMERO VERBENONA (rosmarinus qt verbenona) y eucalipto mentolado (eucaliptus dives) ya que son neurotóxicos y abortivos.

Dicho todo lo anterior, también me gustaría destacar que una vez diluidos adecuadamente y bien incorporados en los alimentos, el riesgo es mínimo.

Y con esto me despido.

Animaros a que no dudéis ni un minuto en empezar a ahondar en este maravilloso mundo, y que os pongáis cuanto antes manos a la olla y a cocinar. ¡A dar rienda suelta a vuestra creatividad e intuición gustativa!

Patricia Álvarez Barrales
Naturópata holística, nutricionista y experta en Reiki. Barcelona - Uruguay.

Share

Añadir un comentario

Se debe guardar
Clic here to registered

Buscar en el blog