Aromaterapia Infantil · Remedios Naturales para tus pequeños

Publicado el : 29/07/2018 18:39:31
Categorías : Aromaterapia

Aromaterapia familiar

Ya en pleno verano, y con más tiempo para leer, escribir, tener encuentros y charlas con gente que hace tiempo que no ves, disfrutar las tardecitas en la terraza, ponerte al día, descansar del trabajo, viajar… y entre todo esto, yo con muchas ganas de hablaros de un tema que hace tiempo vengo queriendo compartir, la aromaterapia en la infancia. Todo un mundo dentro de la aromaterapia, que aún siendo bastante desconocido consta de grandes beneficios en cuanto a la prevención y también como tratamiento de medicina natural.

Aceites esenciales recomendados y Aplicaciones más comunes para trastornos de la infancia

Quiero destacar algunos aceites atendiendo a su seguridad en el uso cotidiano con nuestr@s peques y por sus fabulosos beneficios: Mandarina (Citrus reticulata), Lavanda (Lavandula angustifolia), Espliego macho ( Lavandula spica), Manzanilla romana (Chamaemelum nobile), Siempreviva (Helichrysum italicum), Arbol del té (Melaleuca alternifolia), entre otros.

Ahora sólo nos queda ver cómo, cuándo y para qué usarlos. Hay muchos trastornos de los que podríamos hablar, pero me he querido centrar en 3 afecciones que encontramos con gran frecuencia en las y los chiquis de la casa, y con los que he obtenido muy buenos resultados a través de la aromaterapia.

1- AGITACIÓN NERVIOSA, ESTRÉS , HIPERACTIVIDAD

Cuando los niños y niñas se encuentran en un estado de agitación, más nerviosos/as de lo normal, o les cuesta conciliar el sueño, los aceites de lavanda y mandarina son los más adecuados. Su olor fresco, y agradable les hará gozar de un rato de tranquilidad antes de ir a la cama y les ayudará a dormir mejor. Son reguladores del sistema nervioso y antisépticos, por lo que además de ayudar a relajarse y desconectar, nos sirve también para limpiar el ambiente mediante la difusión.

En difusor (15-20 gotas) durante la tarde o antes de acostarse Por vía oral, diluyendo 2 gotitas en cualquier aceite comestible o miel y tomar de noche y de mañana. Por vía tópica, mezclando 12 gotas de aceite esencial con 60 ml de un aceite vegetal suave ya citados anteriormente. Aplicar 3/4 gotas de la mezcla sobre plexo solar, planta del pie y en parte interna de las muñecas ( Llevarlo a la nariz y hace runa larga y profunda inspiración) y a ambos lados de la columna vertebral.

También destacar la manzanilla romana, muy eficaz con l@s niñ@s que no se duermen por miedo o que se despiertan con pesadillas. Dale un masaje, úsalo en el difusor o ponle unas gotitas en la almohada antes de acostarse.

aromaterapia niños

2- CÓLICOS Y DOLORES DE BARRIGA

En caso de dolor de barriga, diarrea o estreñimiento, podemos aplicar en forma de masaje una mezcla de aceite vegetal con algún aceite esencial que sea antiespasmódico, digestivo, de acción carminativa y relajante como el de manzanilla romana, lavanda o hinojo. Procura que el masaje sea en sentido de las agujas del reloj si hay estreñimiento y al contrario en caso de diarrea.

3- GOLPES Y HERIDAS

Para los golpes hay un aceite estrella, el de siempreviva, por su milagrosa acción anti-hematoma, antiinflamatoria y cicatrizante evitará como ningún otro aceite la aparición de morados y, en caso de que ya exista, nos ayudará a su reabsorción. Advertir que es un poco caro y que en niñ@s se usa en dosis mínima, pero realmente vale la pena tenerlo en el botiquín.

Se puede usar 1-2 gotas en estado puro, aunque lo mejor es mezclarlo con algún aceite vegetal de acción sinérgica como el de árnica o hipérico.

En cuanto a las heridas, tenemos a la lavanda que es antiséptica y antibacteriana, regeneradora cutánea, antiinflamatoria, antidolor y cicatrizante…vaya toda una joyita en estos casos. Además también podemos añadir árbol del té, interesante antibacteriano y estimulante del sistema inmunitario. Igual que en los golpes, se pueden usar 1-2 gotas en estado puro o diluidos en un poco de aceite vegetal ( hipérico, caléndula).

----------------------------------------------------------

¿A partir de qué edad podemos usar los aceites esenciales?

A partir de los 3 meses ya podemos empezar a beneficiarnos de sus magníficas propiedades usándolos de la siguiente manera:

  • Vía olfativa, usando un difusor: añadiremos 3 gotitas del aceite esencial al difusor y lo usaremos o bien de forma discontinua para no saturar el ambiente ( algunos difusores ya vienen programados), o bien en la habitación 30 minutos antes de ir a acostarse. Una fabulosa opción para el bebé, que inhala las esencias de forma suave y a dosis bajas, que nos sirve tanto para mantener el ambiente libre de microorganismos como para propiciar un ambiente relajado que les ayude a conciliar el sueño más fácilmente.
  • Vía tópica: siempre diluidos en un aceite vegetal suave de base como el de almendras, avellana o nuez de albaricoque. También son una muy buena opción el de caléndula o la manteca de Karité, sobretodo para pieles sensibles o irritadas. Aprovechar el momento de aplicación para dar un masaje, atendiendo a los beneficios del tacto y del masaje en todas las afecciones del sistema nervioso y su estrecha relación con la piel.
  • Baño aromático: muy sencillo, eficaz y agradable para l@s niñ@s. Recordar que los aceites esenciales se comportan como lípidos, por lo que antes de ponerlos al agua los vamos a diluir en otro medio. Podemos usar un poco de leche entera o sal de baño, a las que añadiremos 3 gotas del aceite seleccionado y después lo pondremos en el agua de baño.

A partir de los 3 años ya podemos dar ciertos aceites esenciales por vía oral, aunque mi consejo es que tengáis siempre la mirada de un/a terapeuta especializado/a en aromaterapia científica.

----------------------------------------------------------

CONSIDERACIONES IMPORTANTES

Si bien podemos utilizar la aromaterapia en bebés, en niñ@s e incluso en embarazadas, hay que tener en cuenta una serie de consideraciones, ya que no todos los aceites esenciales son aptos para ser usados en la primera infancia. 

Hay que seleccionar con mucho cuidado los aceites esenciales evitando aquellos que contengan moléculas de fenol ( orégano, clavo, tomillo Qt Timol, albahaca exótica, estragón, ajedrea) y cetonas ( romero Qt verbenona y Qt alcanfor, eucalyptus mentolado, mentha piperita, salvia oficinal, cedro de atlas…), y respetar las dosis y las formas de aplicación aconsejadas por el o la terapeuta especializado/a en aromaterapia.

Además, quiero añadir la importancia de estar segur@s de que estamos usando un aceite esencial de calidad, priorizando siempre los que tengan certificado de cultivo ecológico y estén bien definidos químicamente: tengan el nombre de la planta en latín, la parte de la planta de la que se obtiene el aceite ( flor, raíz, hoja…) y se especifique el quimiotipo ( QT: molécula que confiere la principal acción terapéutica del aceite esencial).

Hasta aquí el post de hoy. Me doy cuenta de lo mucho que me apasiona este tema y de tanta información que me gustaría seguir compartiendo. Todo tiene su límite y sus tiempos, como la vida nos va mostrando. Así que aguantaré mis ganas, trabajaré mi paciencia y para la próxima seguiremos descubriendo y sorprendiéndonos junt@s.

Patricia Álvarez Barrales
Naturópata holística, nutricionista y experta en Reiki. Barcelona - Uruguay.

Share

Añadir un comentario

 (con http://)

Buscar en el blog