Qué es un aceite esencial y Propiedades terapéuticas de los aceites esenciales

Publicado el : 12/05/2018 18:24:19
Categorías : Aromaterapia

Que son aceites esenciales

Hoy en día escuchamos hablar mucho sobre la aromaterapia y los aceites esenciales (AE), tanto en el mundo de la cosmética como en el de la medicina natural. Aún así, me encuentro en varias ocasiones hablando con gente que incluso usando aceites esenciales en su día a día, desconoce qué son los aceites esenciales exactamente. Así pues, pensé en empezar escribiendo sobre estos conceptos, para poder adentrarnos y descubrir un poquito más del fascinante mundo de las plantas aromáticas. 

Hay una gran variedad de plantas aromáticas que poseen sustancias volátiles capaces de ser captadas por nuestro olfato. Sin embargo, solamente es posible extraer esencias de un 10% de las especies identificadas. La aromaterapia es el uso de estas esencias por vía cutánea (piel) oral o atmosférica (difusión, inhalación) con el fin de prevenir, aliviar o tratar afecciones de las personas e incluso de animales y plantas.

¿Qué es un aceite esencial?

Compartiros la definición de aceite esencial (AE) que nos brinda Dominique Badoux en su libro Guía práctica de aromaterapia familiar y científica (que encontraréis en Etsaroma) donde propone que:

  • "el aceite esencial (AE) es un extracto líquido, concentrado y complejo obtenido por destilación por arrastre de vapor de agua de plantas aromáticas, o mejor dicho, de órganos de estas plantas (flores, hojas, raíces, corteza…). Un AE, es entonces, la esencia destilada de la planta aromática (…)"


Tenemos diferentes métodos de extracción de estas esencias, aunque hay dos que son los más utilizados.

1) Por un lado está la presión en frío de las cáscaras de los cítricos, en donde se obtienen  esencias libres de modificaciones de su estructura molecular.

2) Por otro lado está la destilación por corriente de vapor de agua, que sí genera cambios en las estructuras moleculares de estas esencias, y que son justamente estos cambios los que hacen que se denomine aceite esencial.


Propiedades aceites esenciales


Propiedades terapéuticas de los aceites esenciales

Tenemos una gran variedad de propiedades terapéuticas de los aceites esenciales debido y gracias a la complejidad de las estructuras moleculares. Entre estas, destacaría principalmente las más generales que se relacionan con cuestiones comunes de la vida diaria:

  •     Antiséptico: orégano, árbol del té, clavo…
  •     Antiviral y bactericida: ravintsara, eucaliptus, tomillo…
  •     Digestivo: jengibre, laurel, manzanilla romana…
  •     Estimulantes del sistema inmunológico: canela, palmarosa, mandravasarotra…
  •     Tonificante: menta piperita, limón, canela…
  •     Calmante: naranja dulce, mandarina, azahar…
  •     Psicosomáticos: albahaca, bergamota, lavanda…


Cuando vamos a comprar aceites esenciales podemos observar que un mismo aceite esencial puede tener distintos quimiotipos (representados con una QT), que son variedades de composición de la misma planta aromática designando la molécula que tiene mayor presencia en un aceite esencial. Esto es algo importante en lo que fijarse ya que dos QT del mismo aceite esencial tienen propiedades distintas y también una toxicidad variable.

  • Un ejemplo claro es el del Tomiilo (Thymus vulgaris), en el que el QT Thymus es neurotónico, hepatoestimulante y anti infeccioso, mientras que el QT Thujanol es inmunoestimulante, y antiparasitario. El primero es peligroso (dermocáustico y hepatotóxico) y, en cambio, el segundo no tiene toxicidad alguna, siendo el más usado y seguro.


Algo que sigue maravillándome al día de hoy, es la cantidad de beneficios que tenemos al usar los AE en nuestro día a día, y más aún sabiendo que además de sus múltiples propiedades, no crean dependencia ni provocan efectos secundarios a las dosis fisiológicas y terapéuticas.


como utilizar aceites esenciales

¿De qué manera podemos utilizarlos?

Los Aceites esenciales (AE) son sustancias muy concentradas, y por tanto muy activas. Es por ello que se deben tomar a pequeñas dosis y siempre diluidas en un vehículo ( miel, aceite, azúcar…) para que puedan ser asimiladas.  Importante recordar que No son hidrosolubles, por lo que el agua no sirve de vehículo. Como ya he comentado antes, pueden introducirse al cuerpo por distintas vías, y en cada una tendremos en cuenta distintas consideraciones:

Vía interna (oral)

Podemos tomar únicamente un aceite esencial AE (tomando hasta 3 gotas 3 veces al día) o mezclar varios entre sí creando sinergias y, en la mayoría de casos, un efecto más completo (de 3/4 gotas de la mezcla 3 veces por día o 1 gota por cada 25kg de peso en 3/4 tomas).

  • Salvo excepciones, mejor tomarlos fuera de las comidas, y asociadas siempre a un vehículo para la mejor asimilación y evitar reacciones en la mucosa digestiva. 

Realizar 1 semana como máximo de tratamiento y después descansar 10 días, combinando este reposo con una semana de tratamiento con fitoterapia (medicina de las plantas).
Muy importante recordar que hay 3 AE que no podemos ingerir: Palmarosa, Romero QT alcanfor e ylang-ylang


Vía externa

1) A través de la piel

Podemos usarlos sobre la piel directamente, salvo los aceites esenciales dermocáusticos como el aceite esencial de clavo y la canela, pero para prevenir posibles reacciones es mejor incorporarlos a cremas, aceites vegetales, baños, compresas… (recordar que en caso del baño hay que diluir previamente entre 10-30 gotas en leche o sal ya que no son hidrosolubles).  En cualquier caso, evitar siempre el contacto con los ojos.

Las zonas de aplicación dependerán de lo que queremos tratar, y aunque muchas veces será evidente (hongos, heridas, dolores localizados…) también tendremos en cuenta otros lugares importantes como las articulaciones, las sienes y el plexo solar (para ansiedad, estrés e insomnio ), la zona lumbar ( subir tono vital en astenias) y la planta de los pies ( para casi cualquier tratamiento).

2) Por dispersión en el ambiente mediante difusores

Cuando llenamos un ambiente con un aceites esencial (AE), su aroma ejerce un efecto tanto en la psique como a nivel físico. Y aunque no sea tan intenso como cuando los ingerimos, resulta una opción muy buena cuando queremos favorecer ciertos estados en lugares concretos (concentración y bajar estrés en un aula, tranquilidad y antisepsia en un consultorio, frescura y alegría en una celebración…).


Los aceites esenciales (AE) que utilicemos en difusión serán siempre los que puedan ser tomados por vía interna. En difusores como los que funcionan con ultrasonido, podemos hacer 3-4 sesiones al día de unos 30 minutos con unas 15 gotas de AE o de mezcla por sesión.

¿Qué precauciones debemos tomar? Algunas recomendaciones

Quiero dejar claro que aún siendo una forma de tratamiento muy beneficiosa y segura, hay que tener en cuenta ciertas precauciones y recomendaciones importantes de seguir para asegurar un buen resultado y que no surjan imprevistos ni adversidades de ningún tipo. A continuación os dejo una lista de las que considero imprescindible conocer y realizar:

  1. Se prohibe el uso de aceites esenciales en los tres primeros meses de embarazo ( solamente consultar a profesionales de la aromaterapia) y durante el período de lactancia A partir del 4º mes administrar los  AE aptos tan solo por vía cutánea, evitando cintura abdominal y zona lumbar. En cualquier caso no utilizar los siguientes aceites: familia de las cetonas (salvia oficinallis, Cedro de Atlas, Romero alcanfor, Menta piperita, Menta poleo…) de los fenoles ( Orégano, tomillo, canela…), Palmarosa y Clavo de olor. 
  2. Las personas alérgicas y de piel hipersensible, tomar una prueba de alergia previamente a su uso ( aplicar 3-4 gotas del aceite en el pliegue del codo; en caso de intolerancia/alergia se verá una reacción en la piel pasados 10 minutos y entonces el tratamiento con ese aceite no es apto). En caso de irritación/ alergia aplicar aceite vegetal de caléndula 3/4 vd durante 2/3 d.
  3. Los ojos, la nariz, el conducto auditivo y las zonas ano-genitales no deben ser objeto de aplicación de aceites esenciales puros.
  4. Los aceites esenciales de la familia de las cetonas (menta piperita, romero QT alcanfor, Romero Qt verbenona, eucaliptus mentolado) están estrictamente contraindicado en mujeres embarazadas o en período de lactancia así como en bebés menores de 30 meses. En adultos máximo 6 gotas/día.
  5. Evitar el contacto con la piel y la inhalación de orégano, tomillo Qt tymol y clavo.
  6. Evitar la exposición al sol o espera 6h tras la aplicación de cualquier AE cítrico debido a su efecto fotosensible. 

Hasta aquí el post de hoy, espero os sea útil y que poco a poco sigáis entrando y profundizando más en el vasto mundo de la aromaterapia. Cualquier duda o consulta dejad comentario y os contestaré lo más rápido que pueda. Un placer poder compartir una pasión como esta y seguir creciendo y nutriéndonos de la sabiduría que nos muestra la naturaleza día tras día.

Próximamente escribiré sobre los aceites vegetales, y algunas claves para utilizarlos :)

Patricia Álvarez Barrales
Naturópata holística, nutricionista y experta en Reiki. Barcelona - Uruguay.

Share

Añadir un comentario

Se debe guardar
Clic here to registered

Buscar en el blog